Friday, 6 Dec 2019

El arte del engaño.

Desnuda sobre la cama está ella, apenas cubierta con una sábana blanca que se mezcla con su piel morena formando una imagen angelical, el cabello negro como la noche cubre en parte su rostro de diosa mientras cierra los ojos disimulando dormir.

Él avanza mientras va quitándose la corbata, intenta no hacer ruido, camina con sigilo, la ve sobre la cama, espera no despertarla, lentamente se quita la camisa y el pantalón, se acerca a ella con ternura y le da un beso en la mejilla. Se mete en la cama y pone su brazo encima de ella mientras acurruca su cuerpo buscando unirse en un abrazo.

Ella al sentir el calor de su cuerpo le corresponde, se unen en un beso y se desean buenas noches. El cierra los ojos y agradece que ella no se diera cuenta de la hora ni del aroma a alcohol que lo acompaña. Ella simplemente cierra los ojos y sonríe.

Yo por el contrario, tomo mi pantalón mientras me pongo la camisa y desde el balcón dejaré de estar mirando y cual hombre araña buscare una forma de salir de esta casa sin ser descubierto, no sin antes decir buenas noches.

Xavier Díaz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: