“Vórtice” de Marcela Armas y Estudio Abierto 3 "Índice de la Victoria" con Humberto Ramírez

El Museo de Arte de Zapopan (MAZ) invita a la inauguración de las exposiciones “Vórtice” de Marcela Armas y Estudio Abierto 3 “Índice de la Victoria” con Humberto Ramírez este 6 de marzo de 2014 a las 20:00 horas.

imagen museografo.com
imagen museografo.com

 

 

“Vortice”  – Marcela Armas

Curadoras: Cecilia Delgado y Alejandra Labastida

7 de marzo – 4 de mayo

“Estudio Abierto tres” – Humberto Ramírez

7 de marzo – 29 de junio

 

La exposición de Marcela Armas consta de dos piezas un sistema mecánico titulado “Vortice” y un video donde toda la investigación y su trabajo metafórico es revisado, en términos de un ejercicio visual y sonoro, mismo que fue grabado y editado por Dalia Huerta.

 

“Vórtice” de Marcela Armas es el cuarto y último proyecto de la serie de exposiciones Por amor a la disidencia. Esta obra es parte de una indagación sobre los mecanismos de construcción de identidad cultural y producción de subjetividad que efectúa el Estado mediante la educación pública, interviniendo e investigando los mecanismos de producción del libro de texto gratuito.

 

Armas rastreó el proceso de producción de los libros de texto gratuitos para insertar su obra en la cadena de reciclamiento y producción que los fabrica y sumar un paso más allá: transformar los libros mismos en elementos mecánicos de transmisión de movimiento, más precisamente, en engranes de un mecanismo. Vórtice está conformado por una estructura con tres ejes que se elevan en una espiral de proporción aurea, los libros-engrane habitan estos ejes y se encuentran en constante trabajo, moviéndose unos a otros para asegurar un flujo ininterrumpido.

 

Vórtice investiga los mecanismos de producción del libro de texto gratuito de la Secretaría de Educación Pública (sep). Desde 2004 los libros están hechos en una alta proporción con papel reciclado de todas las dependencias gubernamentales. La carga política y simbólica de los libros no está únicamente en sus contenidos, también aparece en su material como contenedor: llevan el código genético de su origen burocrático. En una analogía del orden industrial con que el saber se procesa dentro de la maquinaria del Estado, Armas transformó los libros en partes mecánicas que transmiten movimiento, en engranes de un mecanismo conceptual.

 

 

Para la tercera edición de Estudio abierto el artista invitado es Humberto Ramírez (Guadalajara, 1982).

 

Estudio Abierto es un programa de exhibición, reflexión y producción que permite a los agentes involucrados explorar temas pertinentes a su práctica y cuerpo de trabajo. La apuesta es por el cruce de estos distintos procesos para acercar al público a las prácticas artísticas y curatoriales que se llevan a cabo en el museo.

Estudio Abierto no es una exhibición cerrada y terminada a la manera tradicional: el núcleo del proyecto es un espacio de trabajo y producción, acompañado de un área de exhibición que iniciará con apenas algunas obras a las que se irán sumando otras generadas in situ. Contiene además un apéndice, una muestra de obras de otros artistas y bibliografía que ofrece referencias temáticas y abona a la reflexión teórico-histórica sobre los procesos y el trabajo en curso.

El juego, el deporte, la caza, la violencia, la guerra, el culto al cuerpo, la estética del atleta, la destreza, la fuerza, el instinto, la pulsión, lo salvaje, la naturaleza, lo animal, la bestia, lo fantástico, los seres mitológicos, los héroes, … son materia con la que Ramírez despliega un organigrama en el que van derivando, con el juego deportivo como inicio detonador, una serie de impulsos del hombre que se entrelazan y se relacionan de diferentes maneras. El artista utiliza la clasificación como herramienta de entendimiento, de orden y de agrupación, y esta catalogación recuerda a los métodos científicos y a los apuntes de los cuadernos de viajeros decimonónicos.

Sus recreaciones de mundos extraños e inexistentes pero insólitamente familiares, se materializan en dibujos, pinturas y esculturas misteriosas y atemporales, recubiertas de una pátina aparente que solamente está en la mente del espectador pero que logra enrarecer aún más el enigma de sus evocaciones.

 

Estudio Abierto 3 propone una instalación que rememora el laboratorio del alquimista y del científico extraviado, la biblioteca del humanista perdido, el taller del viajero que apila sus anotaciones y dibujos de campo, del coleccionista de objetos extraños, del explorador, del arqueólogo, del buscador de tesoros y de mundos poblados por la otredad.

 

En el apéndice de EA3 participan Bas Jan Ader, Artemio, Diane Arbus, Peter Beard, Rineke Dijkstra, Jonathan Hernández, Lake-Verea, Gonzalo Lebrija, Raúl Ortega, Paula Santiago, Federico A. Solórzano y Emanuel Tovar.

 

 

 

Información extendida de “Vórtice” de Marcela Armas

La investigación inició con el descubrimiento del origen de la materia prima de los actuales libros de texto. A partir de un decreto presidencial de 2004, todas las entidades federales están obligadas a donar papel usado en los procesos burocráticos a la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), a fin de ser reciclado. En efecto: los libros de texto que llegan a todo niño en la escuela primaria están hechos en una alta proporción con papel reciclado de dependencias gubernamentales como las secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores, la Presidencia, etc., o de los poderes judicial y legislativo. Identificando el nexo entre saber y poder, Armas alude al complicado entramado de dispositivos de sujeción social que operan en los libros gratuitos de la Secretaría de Educación Pública (SEP). La carga política y simbólica de los libros no está únicamente en sus contenidos, también aparece en su material como contenedor: llevan el código genético de su origen burocrático.

 

Armas trabaja en un diálogo directo y no jerarquizado con el material que selecciona para develar su potencial en la obra como artefacto. Su papel como artista en esta “conversación” con el material no es autoritario. No impone sus ideas y expectativas a una materia prima indefensa. La artista avanza sus intenciones y deseos pero no en forma de un dictado o monólogo. Escucha las respuestas de los materiales que interviene, negocia su discurso y creación para adaptarse a ellas, e incorpora ese diálogo al producto final.

 

Armas rastreó el proceso de producción de los libros de texto gratuitos para insertar su obra en la cadena de reciclamiento y producción que los fabrica y sumar un paso más allá: transformar los libros mismos en elementos mecánicos de transmisión de movimiento, más precisamente, en engranes de un mecanismo. Vórtice está conformado por una estructura con tres ejes que se elevan en una espiral de proporción aurea, los libros-engrane habitan estos ejes y se encuentran en constante trabajo, moviéndose unos a otros para asegurar un flujo ininterrumpido. Armas montó una maquila de pequeña escala con voluntarios, en su mayoría estudiantes de la UNAM, para transformar los libros con ayuda de resinas en bloques lo suficientemente sólidos para luego ser cortados en forma de engranes. Los libros aparecen transformados en una metáfora del orden industrial con que el pensamiento se procesa dentro de la maquinaria del Estado.

 

Un vórtice es un flujo turbulento en rotación espiral con trayectorias de corriente cerradas. Al escoger ese nombre para su obra, Armas caracteriza el proceso cultural político que investiga como un fenómeno de flujos cerrados. Aun así, juega con su intensidad. El material dicta la velocidad del movimiento que, dominado, deja de ser turbulento para apuntar a una temporalidad larga. Toda la investigación y su trabajo metafórico es revisado, en términos de un ejercicio visual y sonoro, en el video que acompaña la obra.

 

Vórtice puede ser leído también como una disección de las entrañas del poder: un corte transversal del Leviatán que desde Thomas Hobbes nos sirve para personificar al Estado como un organismo de organismos. En un sistema maquínico, un engrane es una articulación; en su singularización, es una rueda dentada. En el nivel micropolítico, en un país en donde todavía hay regiones enteras donde los libros de texto gratuitos son el único libro al que los niños tienen acceso, podemos imaginarlos también como el primer diente que nos encaja Leviatán.

 

BIO – Marcela Armas. Durango, Mexico, 1976.

Vive y trabaja en la Ciudad de México.

La obra artística de Marcela Armas se relaciona con situaciones urbanas, acciones sonoras, proyectos para sitio específico, video y documentos. Su trabajo ha estado dirigido a investigar la capacidad de diversos materiales y tecnologías para producir poéticas de reflexión social; examina y señala las transformaciones de la experiencia urbana y la conformación del espacio social, a partir del uso de tecnologías que dominan el paisaje de la ciudad y de los usos de la energía en diferentes circunstancias.

Graduada de la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Guanajuato y de la Facultad de Bellas Artes en Valencia, Marcela Armas también ha recibido el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, del Programa de Apoyo a la Investigación en Nuevos Medios del Centro Multimedia del CENART en 2006 y actualmente del Programa Arte-Actual Bancomer-MACG 2009. Dirigió en colaboración con Gilberto Esparza los talleres VIDA 10 de Fundación Telefónica en Buenos Aires, Lima, Santiago de Chile y Ciudad de México.

Ha exhibido su obra individual y colectivamente en México, España, Canadá, Estados Unidos, Brasil, Colombia e Italia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *