Mas que una cena navideña, debe ser una consciencia navideña de compartir y agradecer estar juntos.

cena3 cena_navidad1

El ser parte de una cena elaborada que requiere tiempo y esfuerzo, desempolvar viejas recetas que necesitan ser actualizadas, agregando nuevas técnicas o ingredientes que conociste en el año. Es un gran evento en donde se mezcla nostalgia de un año que paso y la compañía de seres queridos que tal vez en todo el año no pudiste ver, quizá contagiarte de esa armonía típica de esta fecha.

En esta temporada los restaurantes se lucen en hacer invitaciones de sus llamativos eventos de la cena de navidad, mostrando sus mejores dotes para tan particular fecha. En las casas se viene preparando desde las posadas, incluso desde meses atrás los típicos postres envinados y algunos platillos en dla foto 2onde se deshidratan los ingredientes para que en el momento obtengan mejor sabor.

Pero tenemos una realidad presente, en la cual vivimos día a día, en donde la economía luce cada vez mas espantosa. Aumentando los precios, dejándolos algunos casi inalcanzables y absurdos. No obstante debido  a la demanda del mercado son imprecindibles para dejar de adquirirlos. Debemos aprender a retomar lo verdaderamente importante del mensaje de esta época. Que es compartir sin malgastar ni ser opulentos, mas cuando sabemos que en otras comunidades planean la cena con tanto esmero pero no hay suficientes recursos para invertir, asÍ que hacen lo necesario para poder cenar todos y disfrutar el momento, simplemente por haber reunido y despreocuparse de las cosas terrenales. Cambiándolas por una experiencia de bondad y amistad.

Desde la cena de navidad en donde el 24 de diciembre toda la familia aporta algo y llega muy puntual para rezar,celebrar y degustar tan deliciosos platillos en compañía de sus seres queridos, recordando el motivo que es el nacimiento de jesucristo, ya para el 31 sigue las preparaciones pero esta vez para poder reflexionar sobre lo que hicimos este año y las mejoras para el siguiente, abriendo paso a un sinfín de alimentos elaborados, desde pastas rellenas hasta piernas horneadas, con una buena dotaciones de ensaladas y sus correspondientes digestivos, en donde uno festeja el año nuevo, la mezcla entre felicidad y melancolia de la familia presente y la que esta ausente, dejando caer algunas lagrimas o carcajadas para hacer mas emotivo estos festejos.

Es importa tener consciencia de estos eventos y planearlos para que sean todos un éxito, pero ademas para reflexionar que no estamos en una epoca en la que podemos darnos el lujo de gastar y llenar la barriga de cuanto se nos ponga enfrente, cambiemos eso por una cena digna y suficiente, llenandonos de alegria y union familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *