Publicaciones

Cine, literatura, teatro y música asaltan las aulas del CUCEA  – 07-05-2003

Ser estudiante universitario implica, sin importar la carrera que se estudie, un compromiso con la propia comunidad de extender y difundir la cultura a través de las artes con el fin de impulsar la creatividad y la reflexión, en un intento por conseguir una formación integral y equitativa entre intelecto y sensibilidad.

Es por esto que los alumnos de la licenciatura en Economía y Sociedad del Centro Universitario de Ciencias Económicas y Administrativas (CUCEA), han organizado para la comunidad universitaria y público en general a partir del siete y hasta el nueve de mayo, el “ I Festival Cultural”, que comprenderá diversas actividades a realizarse dentro de las instalaciones del CUCEA.

En el evento inaugural, el director de la División de Economía y Sociedad, Doctor Jesús Arroyo Alejandre, exhortó a la comunidad universitaria a darle continuidad a este evento, pues según sus propias palabras, resulta satisfactorio el que la comunidad de la División promueva la cultura de las Bellas Artes, pues “de lo que nosotros (la comunidad universitaria) carecemos en esta Universidad y en los Centros Universitarios es de promoción cultural”, puntualizó.

Según Leslie Reinoso Salazar, integrante de la sociedad de Alumnos de Economía y coordinadora del evento, fue precisamente ante la poca actividad cultural que se da en el CUCEA, que los alumnos de Economía decidieron entregarse a la tarea de coordinar una serie de eventos que cubren prácticamente todas las Bellas Artes: las plásticas, las audiovisuales y la literatura. Además de que con este evento pretenden apoyar a aquellos grupos que provienen de los programas y talleres culturales que en éste y en otros centros se imparten.

Dentro de lo más destacado que se presentará en este festín cultural, se encuentra un ciclo de películas y cortometrajes, entre los cuales sobresale una selección de las producciones más recientes de egresados y alumnos de la Licenciatura en Artes Audiovisuales del Departamento de Imagen y Sonido de la Universidad de Guadalajara, así como de cortometrajes hechos por jóvenes tapatíos, los cuales han participado en certámenes y concursos y cuentan con el reconocimiento de la comunidad critica tanto nacional como internacional. Aunado a esto, y como un elemento que sin duda redondea todo este concepto de impulso al séptimo arte dentro del CUCEA, se tienen programadas breves charlas con los realizadores de algunas producciones ha proyectarse, con el fin de que las presenten y las discutan con el publico asistente.

Se contará además con la visita y la participación de dos talento importantes dentro del ámbito de las letras y la literatura, ambos egresados de la U de G; por un lado, el escritor tapatío Omar Razo Sumalla estará el próximo viernes 9 ofreciendo la plática “Jugando con la Palabra” a las 11 horas; así mismo se presentará el escritor Sergio- Jesús Rodríguez, quien impartirá un día antes, una conferencia sobre la importancia de la lectura entre los jóvenes universitarios.

El CUCEA, a través del Departamento de Economía y del comité organizador de este Festival Cultural, invitan a la comunidad universitaria y al público en general a asistir a los eventos programados y extienden la invitación a que participen además en la fiesta de clausura, a la que asistirán los expositores de las conferencias y charlas y en la que habrá una lectura de poesía. Lo anterior, a celebrarse en el restaurante “La romería”, en Zapopan Jalisco, el jueves 8 a las 18 horas.

Adriana P. Fabián
Unidad de Difusión

Liga: http://www.cucea.udg.mx/?q=es/noticias/cine-literatura-teatro-y-m2003-05-07

————————————————————————————————-

Musa & Artista – Revista Cihuátl & IMMG – 01-08-2008

A lo largo de la historia, la mujer,  en sus diferentes facetas se ha enfrentado a problemas que evitan su desarrollo, sobre todo el personal, en el caso del arte este no es la excepción.

La existencia de mujeres artistas en documentos históricos es nula, para muestra basta hacer el siguiente ejercicio: Piense el nombre de tres pintores famosos, ahora piense el nombre de tres pintoras igualmente celebres.

El problema más grave no es si las recordamos, o incluso si no las conocemos, el problema es que sí existieron, que fueron famosas en su tiempo y que ahora ya no existen, porque lamentablemente no se mencionaron en los libros como los hombres artistas han sido perpetuados en estos.

Se ha descubierto a base de muchos esfuerzos, que muchas pinturas significativas inicialmente fueron atribuidas a varones aún cuando hayan sido pintadas por mujeres, por esto podríamos concluir que no existía diferencia alguna en la calidad de las obras realizadas por una mujer o por un varón. Esto no solo sucedía en el campo de la pintura, sino en todas las disciplinas artísticas donde las mujeres buscaron trascender igual que los hombres.

Es bien conocido en el mundo del arte que cuando se descubre que la obra cualquiera que sea, ha sido realizada por una mujer automáticamente es devaluada y se oferta a menos precio y todo esto es muy curioso, tomando en cuenta que la primer obra de arte documentada en la historia esta firmada por un mujer. Antiguamente las obras de arte no se firmaban y esta obra que se encuentra en la Catedral de Gerona es del año 976 y contiene la firma: Ede “Pintora y sierva de Dios y del monje Emeterio”.

Para realizar una pintura actualmente se necesita tener conocimientos de geometría, física, aritmética y anatomía, disciplinas que no se incluían en la formación de las mujeres, además que durante muchos años no se les permitió a estas ingresar a las clases de pintura de desnudos y desarrollaban poco conocimiento para plasmar cuerpos, así que por esta razón no podían especializarse en esta actividad y se les segregaba de la pintura histórica o mitológica la cual requiere un conocimiento amplio del cuerpo humano, de esta manera se dedican a géneros pictóricos considerados menores.

Además no eran bien vistas las mujeres que se dedicaban al arte, algunas tuvieron aceptación social gracias al cobijo de la corte, por ejemplo Sofionista y Levina Teerlinc, quienes recibían dinero de la corte como pago de los trabajos encargados por la misma, ya que cobrar por el trabajo de pintor o pintora demeritaba a la obra, pues una obra realizada con inspiración y nacida del corazón no tenia precio.

En el siglo XVIII la ilustración abrió un poco el campo profesional de las mujeres para dedicarse a la enseñanza, esto les dio una ventaja considerable pero aun no conseguían entrar a las grandes escuelas de arte.

Aunque  en la clase social alta era importante incluir en la educación de las mujeres el dibujo y la pintura así como el canto y la música, varias de estas burguesas se convirtieron mas tarde en maestras y protegían a otras estudiantes. A pesar de que la situación estaba cambiando en el mundo, el acceso a las academias estaba otorgado únicamente a los miembros masculinos que restringían la incorporación de mujeres y evitaban su nombramiento como miembros académicos.

En el Siglo XIX el número de mujeres dedicadas al arte aumenta y se afirma una sociedad de la mujer artista, pero ésta entra en conflicto con el papel de esposa y madre, surgen entidades de carácter mas liberal, las sociedades de artistas  y las asociaciones de mujeres artistas que promueven premios y bolsas de estudios organizan exposiciones y luchan contra la discriminación de los organismos oficiales y algunos maestros aceptan mujeres en sus talleres.

En la segunda mitad del siglo XIX las grandes escuelas de Bellas Artes comienzan a aceptar mujeres pero continúa la prohibición de pintar desnudos al natural.

Durante la primera mitad del siglo XX ya tienen acceso libre a las escuelas de pintura y pueden participar en exposiciones y concursos o copiar desnudos al natural, aun cuando la sociedad sigue viendo con recelo esta actividad. Haciendo un análisis a esta época podemos ver que ya contaban las mujeres con una mejor situación pero las escuelas de arte estaban gestionadas por hombres y los jurados de los concursos igualmente eran conformados por hombres.

Es a partir de los años sesenta, que con la consolidación del movimiento feminista y la lucha de los derechos de la mujer, se comienzan a realizar estudios que van sacando a la luz a las artistas de todos los tiempos que habían demostrado calidad y gozado de fama en su respectivas épocas y que misteriosamente desaparecieron de la memoria colectiva ya que la autoría de sus obras eran atribuidas a sus padres o esposos.

En 1989 en la ciudad de Nueva York, el grupo de activistas femeninas Guerrilla Girls presentan una serie de carteles distribuidos por toda la ciudad donde se leía ¿Tienen que estar desnudas las mujeres para entrar al Metropolitan Museum? Menos del 5% de las artistas de la sección de Arte Moderno son mujeres, pero el 85% de los desnudos son femeninos.

La presencia de la mujer en el mundo del arte sigue siendo limitada, es así que la situación  de las mujeres pintoras no ha mejorado y siguen encontrando una serie de obstáculos para poder publicar y vender sus obras, mucho menos acceder a dirigir escuelas de Arte. Pero esto no ha frenado el interés de las mujeres y han encontrado con el uso de nuevas tecnologías medios para desarrollar proyectos como galerías virtuales exclusivas donde se  promociona a artistas femeninas y en otros casos se han visto obligadas a salir al extranjero y solicitar apoyo de países con mayor apertura a la promoción de arte donde no importa el género sino la calidad de  las obras.

Dicho todo lo anterior, es claro el camino a seguir, nos corresponde a nosotros asignarle a la mujer en la historia del arte el rol de Musa o Artista.

Leslye Reynoso Salazar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *