La teoría como conciencia de la praxis

imagen ActualMx

Teófilo Guerrero

El fallecido teórico francés Daniel Bensaïd, analizó y criticó el concepto de multitud que enarbolaron teóricos como Toni Negri y Michael Hardt, el cambio de status de las masas es una preocupación de los investigadores en el área de las Ciencias sociales pues la definición de quién y cómo se comportan los individuos en grupo determina quienes son los actores sociales, y cómo influyen en la sociedad.

Las ciencias sociales se complejizan en razón de una dinámica social que va más allá de la concepción tradicional, y que es más acorde al juego de reproducción social en todos sus órdenes: económico, tecnológico, y cultural. El productor artístico está obligado por lo tanto a conocer e imbuirse de estas categorías para poder incidir o dialogar de una manera más efectiva en el campo social.

Para quienes hacemos teatro es muy importante, vital, conocer quien o quienes van a ser nuestros receptores, y más en un contexto social en el que no todos tienen vocación de público, así, en abstracto, pues sus intereses estéticos y culturales pueden ser más complejos que lo que el creador dispone.

Nuestro contexto local de producción y práctica teatral vive una etapa más o menos boyante, se produce mejor que hace algunos años, es decir, de manera más racional, metódica, se utilizan mejores herramientas y recursos de toda índole, las técnicas se han perfeccionado, existen cada vez más instancias de aprendizaje y formación, y aunque el público sigue escaseando, y los espacios independientes no pasan por su mejor momento, amén de que las políticas públicas en materia cultural y artística no han sabido dialogar de manera dinámica con un sector que se mueve más rápido de lo que éstas son capaces de reaccionar o reflexionar.

Sin embargo se corre el riesgo de que de este momento sólo quede el registro visual, periodístico, y administrativo, pero no una visión teórica en el sentido de reflexión metodológica de la práctica, de sus procesos, y radiografías de quienes y cómo están aportando desde su área de competencia al fenómeno teatral.

Y es que no basta el registro de la actividad disciplinar, es necesario y urgente conocer los aspectos más específicos de la tríada: Producción, distribución y consumo, para poder plantear los escenarios y proyecciones que sólo los procesos de investigación permanente, continua y formal pueden dar. La amplitud de la mirada que sólo da la investigación sobre los fenómenos del teatro es lo que permite en un momento dado tomar decisiones informadas, y que estas sean oportunas o pertinentes.

El crecimiento de la actividad teatral en nuestro contexto, su pluralidad, la importante y decisiva participación de las audiencias, pero sobre todo un momento social complicado, hace indispensable que las Instituciones, ya sea de formación, investigación y sobre todo las encargadas de la toma de decisiones en el área, estén obligadas a crear, fomentar y promover estos espacios, pues la implementación de políticas públicas, espacios de formación, estrategias, programas y la naturaleza misma de los proyectos depende de la claridad que se tenga del fenómeno o los fenómenos teatrales. ¿Es un gasto adicional? No, es una inversión necesaria en la medida de que una visión acertada en la materia, puede eficientar recursos, acortar procesos, incidir de una manera o de otra en las audiencias a las que se quiere llegar y para qué.

www.facebook.com/pg/dramaturgo.teofilo.guerrero/about/?ref=page_internal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *