Locura | RoadThinkers

¿Qué es estar loco? ¿Qué es la locura? Hay varios sentidos para hablar de la locura, de momento identifico dos, el sentido clínico, del cual poseo muy poco conocimiento, por lo cual me abstendré de hablar de él. Por otro lado, tenemos el sentido lirico, ese sentido que es un estado donde todos hemos estado alguna vez, al hacer algo extraño, poco común, temerario, amar con mucha pasión, etc. Abordando el tema en este último sentido se ha escrito ya bastante, se ha hecho arte, películas, novelas, pinturas. Pero siempre hecho de la perspectiva del sano.

Quizás siempre será así, existen estados a los cuales no podemos ir de cuando en cuando y regresar a la normalidad. No podemos morir para ver que hay después de y, regresar a la vida, así, no podemos volvernos locos en el sentido clínico para ver que se siente y, regresar a ser sano. En este artículo, me referiré a un escrito hecho por un verdadero loco y la perspectiva de un sano, y de ahí tomar la propuesta de volvernos locos.

Hay un libro sobre Friedrich Holderlin llamado “Poemas de la locura”. Donde como lo sugiere el titulo, son poemas escritos por Holderlin estando loco. Escritos por demás bellos y profundos. Es increíble la lucidez de sus escritos. Es por ello que me llama tanto la atención de este tema, pues se refleja lo paradójica que es la vida, ya que a veces, los que no estamos locos parecemos estarlo, y los que lo están, parecen entender mejor muchas cosas.

LibrosDorian

En el estudio introductorio del libro, viene una conversación entre el carpintero Zimmer y el escritor Gustav digno de recordar:

Zimmer: […] A decir verdad no le falta nada. Lo que tiene demás, eso es lo que le ha vuelto loco.

Gustav: […] ¿y cómo ha podido durar tanto tiempo este estado sin crisis, sin interrupción?

Zimmer: Si se ha vuelto loco no es por falta de espíritu, sino a fuerza de saber. […] Créame, eso es lo que lo ha vuelto loco. Esos malditos libros, todo el día abiertos sobre la mesa, y cuando está solo, desde por la mañana hasta por la noche se lee a sí mismo pasajes en voz alta, declamando como un actor, con aires de querer conquistar el mundo.

Los seres humanos somos tan maravillosamente extraños, tanto que decir sobre nosotros. Y aquí tenemos una propuesta, volvernos locos “a fuerza de saber”, leer, cultivar nuestro intelecto así como nuestra ética. Conquistar el mundo y dejarnos conquistar por lo invisiblemente complejo que es optar por esta locura, esta locura que lo es, bajo la lógica de este mundo actual, tan rápido, tan superficial y  tan… sano.

Que nos vuelvan locos “esos malditos libros, siempre abiertos”.

Por: Dorian Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *