El Clásico Hospicio Cabañas | Entre calles e historias

GEDC5996

El Hospicio Cabañas, actual Instituto Cultural Cabañas, que seguramente has visitado alguna vez en tu vida, está ubicado en el centro de Guadalajara.

Su construcción fue pensada por el obispo español Juan Cruz Ruiz de Cabañas y Crespo para albergar a niños huérfanos, ancianos y desamparados, iniciando su edificación en 1805 por José Gutiérrez, quién fue alumno del escultor y arquitecto de Valencia, Manuel Tolsá.

En el año de 1810 “La casa de la caridad y misericordia” que solo funcionó pocos meses, pues estalló la guerra de la independencia de nuestro país convirtiéndose en un cuartel militar. No fue hasta 1829 en donde reanudo sus labores caritativas, pero no totalmente. Ya en ese entonces se le llamaba Hospicio Cabañas en honor al obispo Cabañas y Crespo.

Ya al ser un edificio de la nación (1857), después de volver a funcionar como cuartel durante la Revolución Mexicana, en 1937 se le pide a José Clemente Orozco que pinte la capilla. Según los críticos, esta es la obra maestra del jalisciense.

GEDC5992 Hospicio hospicio2

Para 1980, los pequeños residentes del Hospicio Cabañas se mudaron al Hogar Cabañas, ubicado en Mariano Otero, y el edificio se convierte en un espacio dedicado a las artes. Tres años después, abre sus puertas como Instituto Cultural Cabañas, dedicado a la cultura.

Actualmente el Hospicio Cabañas tiene el nombramiento de Patrimonio Cultural de la Humanidad, otorgado por la UNESCO.

El Instituto Cabañas ofrece exposiciones de arte, cursos y talleres para niños, sirve de sede para eventos culturales del estado y como museo. El inmueble es visitado por turistas de todas las partes del mundo que llegan al estado.

Hay un paseo que lleva directo a la puerta de entrada del Cabañas, que durante los años 1900 era la ruta que seguían los tranvías de tracción animal, estos generalmente eran mulas las encargadas de halar estos vagones. A este recorrido se le denominaba “Hospicio-Cervecería la Perla”.

Las vías estaban situadas en lo que hoy son las fuentes danzarinas y a lo largo de todo el paseo Cabañas, donde también se les veía a los demás pobladores transitarlo montados en sus caballos e incluso caminando.

Los arboles dividiendo la “calle” de las edificaciones que vemos actualmente mientras caminamos por el paseo Cabañas, mantiene una perspectiva muy similar a como lucia hace un siglo.

Crecieron los edificios, el paseo se amplió, la iluminación aumento y se convirtió en una vía transitada por cientos de personas que están de visita por la ciudad, que se dirigen a sus trabajos, a sus hogares y que realizan compras, mientras disfrutan de la vista hacia el complejo arquitectónico; además acompañado del espectáculo musical que ofrecen, en algunas ocasiones, las fuentes danzarinas. Este lugar nos regala una postal que se puede disfrutar y apreciar tanto de día como de noche.

Agradecimientos especiales a Marcelo Sánchez Rosas por las imágenes facilitadas del Libro “Guadalajara Iconografía del siglo XIX y principios del siglo XX” Fotografía Juan Víctor Arauz y texto Francisco Ayón Zester.

 

Reportaje: Ariana Díaz / Gustavo Morales

One thought on “El Clásico Hospicio Cabañas | Entre calles e historias

  • marzo 11, 2017 at 12:01 pm
    Permalink

    El próximo domingo 30 de abril, nos reuniremos ex internos del cabañas. En el parque agua azul de Guadalajara, quisiéramos que nos contactaran todos los interesados.
    El convivio será de 10 a 5 de la tarde.
    Muchas gracias por difundir este mensaje. Gracias por este espacio tan grato a la vista.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *