Museo de Arte Sacro de Guadalajara, una ventana a la espiritualidad. | De Viaje

MASSí de aciertos en el ámbito cultural hablamos, el Museo de Arte Sacro de Guadalajara (MAS), es uno muy valioso. Es con toda seguridad un espacio donde se preservan, se admiran y se valoran en su justa medida diversas piezas de arte sacro del período que comprende la Colonia y el Virreinato en la Nueva Galicia; lo que ahora es nuestro Estado de Jalisco y algunas otras zonas. Pero este lugar conserva, en concreto, acervo artístico  de la Catedral de Guadalajara y del Arzobispado que años atrás no estaba en disposición de ser admirado por el público en general.

Muchas obras han sido restauradas e incluso dentro de este recinto podemos ver como se llevan a cabo los procesos de restauración de pinturas y demás objetos en un pequeño estante que muestra materiales y equipo que intervienen en esta extenuante labor de preservar la memoria histórica de una ciudad tan religiosa como lo es Guadalajara.

En el museo podemos encontrar pinturas al óleo y objetos del siglo xvii, xviii y  años más recientes. Dentro de las obras más importantes están las realizadas por artistas como Diego Correa, Jerónimo de Cabrera, Cristóbal de Villalpando, entre otros. También se observan piezas propias del ceremonial católico como elegantes capas pluviales, mitras y dalmáticas de los antiguos arzobispos de la ciudad, cálices de oro y plata, candelabros, libros de coro y hasta una silla de bejuco y madera taraceada elaborada para el Obispo Fray Antonio Alcalde y Barriga, esculturas de Cristos de marfil y caña de maíz; pero sin lugar a dudas la pieza más impactante, poseedora de un lugar especial dentro del museo es el ciprés italiano que hasta hace casi 20 años residía como retablo mayor de la Catedral. Igualmente podemos apreciar una  colección de exvotos que se encuentra en el último piso del edificio donde además se puede disfrutar de una terraza con vista a la Plaza de Armas, Palacio de Gobierno, Plaza de la liberación y a las emblemáticas torres de Catedral, un lugar obligado para tomar una fotografía que perdure como recuerdo.

MAS1

Mención aparte merece  la pequeña exposición de arte ortodoxo “un peregrino ruso en Guadalajara” que muestra toda la iconografía  usada en la liturgia de esta iglesia oriental. Libros de música, cruces ortodoxas, imágenes y artículos pertenecientes al último zar de Rusia, Nicolás II, famoso por ser asesinado al inicio de la Revoluciona Rusa de 1917. Iconos de María y de Cristo “pantocrátor” así como los famosísimos huevos de Pascua algunos de madera otros de metal decorados profusamente con piedras preciosas y esmaltes. Los huevos, símbolo de la nueva vida que nacía en cada Pascua  eran una tradición de la familia real rusa que año con año llevaban a cabo.

Esta exposición estará solo hasta el 24 de Agosto de 2014 en el MAS, el costo de entrada es muy accesible $20.00 general con un 50% de descuento a estudiantes, profesores y personas de la tercera edad que muestren sus  credenciales. Es  una muy buena opción para disfrutar este verano, salir de la rutina y admirar las bellezas artísticas que realzan nuestra espiritualidad. El horario del museo es de Martes a Sábado de 10 am a 5 pm, está ubicado en la calle de Liceo no. 17 entre Morelos e Hidalgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *