®Cortesía FIL Guadalajara/Bernardo De Niz
®Cortesía FIL Guadalajara/Bernardo De Niz

Un auditorio Juan Rulfo en pie dio la bienvenida entre aplausos a la bibliotecaria Diana Eugenia González Ortega, quien recibió de la mano del rector general de la Universidad de Guadalajara, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, el reconocimiento a bibliotecaria del año de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Un galardón que se otorga desde el año 2002 bajo el nombre de Homenaje al Bibliotecario, con la intención de poner de manifiesto la relevancia de la buena gestión de las bibliotecas en el desarrollo individual y colectivo del país.

El acto de homenaje en honor a la directora general de Bibliotecas de la Universidad Veracruzana (UV) arrancó con el discurso del presidente de la FIL Guadalajara, Raúl Padilla López, quien destacó el impacto de la labor de Diana González en el desarrollo de la biblioteconomía en México, en especial gracias a la modernización e integración del sistema bibliotecario de la UV, que en la actualidad cuenta con 56 bibliotecas que contienen 800 mil volúmenes y más de siete mil plazas de lectura; a su labor docente en la Escuela Nacional de Biblioteconomía y Archivonomía, donde estudió, y a la fundación del primer proyecto de estudios de biblioteconomía, bajo la nomenclatura de Técnico Superior Universitario en Gestión Bibliotecaria.

Sergio López Ruelas, coordinador de Bibliotecas de la Universidad de Guadalajara, fue el encargado de seguir con la ceremonia dedicándole un amable discurso a la homenajeada. “El amor a Veracruz hizo que Diana aceptara el reto de crear las Unidades de Servicios Bibliotecarios (USBI) en las principales ciudades del estado […] y ha empeñado trabajo, talento y visión para hacer que estas bibliotecas no tengan fronteras y sean puertas abiertas para todos”, señaló López Ruelas, quien además destacó su carácter de líder disciplinada.

Por su parte, la directora de la biblioteca de El Colegio de Sonora, Ana Lilian Moya Grijalva, repasó en un extenso discurso a la trayectoria de Diana González, tanto la profesional como la mujer, madre y amiga. Un viaje que, después de la proyección del video preparado para esta especial ocasión, titulado Una bibliotecaria sin fronteras y repleto de alabanzas (“revolucionó el sistema bibliotecario de la Universidad Veracruzana”), la propia bibliotecaria completó con sus palabras.

“Los dos pilares que han sostenido mi vida han sido, por un lado, mi esposo, mis hijos y nietos. Por el otro, las bibliotecas y su personal”, reveló Diana González. “Cuando llegué a Ciudad Obregón con mi esposo recién habían puesto en marcha la Biblioteca del Instituto Tecnológico de Sonora. Les dije que yo podía dirigir la nueva biblioteca, y antes de que encontráramos casa ya me habían contratado”.

Desde entonces ha dedicado la vida a esos espacios imprescindibles para el progreso de las sociedades civilizadas que son las bibliotecas. “En Egipto las llamaban el tesoro de los remedios del alma. Y es verdad, curan la ignorancia, que es la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás”, citó la homenajeada. “Reforzar las habilidades de lectura y escritura de los jóvenes los convertirá en mejores profesionistas y sujetos críticos”, añadió, en referencia al programa universitario de fomento de la lectura de la UV, un número de actividades que culminarán con la especialización de promotores de lectura que se iniciará el próximo febrero.

Fuente: Prensa FIL 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.