Un concierto de piano en una noche lluviosa

El Teatro Jaime Torres Bodet era el lugar de la cita, la lluvia cubría la ciudad y algunos nos guarnecíamos dentro de nuestros autos esperando que amainara la tormenta para ingresar al recinto. La invitación de la La Sociedad de Conciertos Ninon Vallin que presentaría el séptimo de sus conciertos, y el cual contó con la participación del Pianista Porfirio Preciado Villaseñor, originario de Guadalajara, con una amplia carrera que inició a los 17 años estudiando con el maestro Mario Oliverios Zamora.

La lluvia cedió unos minutos antes del inicio del concierto, la gente se apresuraba a llegar al teatro para disfrutar de un programa que incluyó piezas de Mozart, Brahms, Schumann y Liszt. Todo el mundo tomó su asiento y fue ahí que el Maestro Claudio Sotelo Director de la Escuela de Canto Ninon Vallin dio la bienvenida a los asistentes, anunciando el próximo concierto del 12 de Septiembre, el cual parece ser el último de la temporada ya que  Cultura Guadalajara se está preparando para cerrar la administración y cancelará los otros cuatro conciertos que estaban programados para este año. Cabe mencionar que dichos conciertos son totalmente gratuitos para el público asistente, por lo que esperamos que reconsideren su postura ante este tipo de espectáculos que abonan a fomentar los espectáculos culturales de calidad que se presentan en la ciudad.

Se abrió el telón y con un escenario multicolor le daba la bienvenida a todos los que estábamos ahí a punto de realizar un viaje musical de la mano de Preciado Villaseñor. El concierto comenzó con la Sonata para piano No. 14 en do menor de Mozart, con una ejecución admirable el público se entregó en aplausos al joven pianista. Vendrían ahora las variaciones para piano sobre un tema de Paganini Op. 35 del compositor Johannes Brahms donde interpretó variaciones del 1 al 13 del libro 1 el cual disfrutamos mientras afuera la lluvia cubría nuevamente la ciudad.

Después del intermedio el pianista completó el programa con las piezas de fantasía op. 12 de Shumann y para cerrar con la regatta veneziana {rossini} de Franz Liszt. Al finalizar el público agradeció con una lluvia de aplausos la labor de Preciado reconociendo su talento y esfuerzo. Sin duda, estos conciertos son una buena oportunidad de conocer y escuchar conciertos de excelente calidad, no dejen de participar en este tipo de eventos que buscan acercar la cultura a todos los tapatíos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *