Drive

Una recomendación del director, guionista y productor danés de cine y televisión, Nicolas Winding Refn, es la pelicula Drive (2011). Protagonizada por Ryan Gosling (conductor) amante de la velocidad y de sentir la adrenalina que está le suscita al estar detrás del volante. El héroe de esta cinta es un experto conductor que durante el día trabaja en el taller mecánico de Shannon (Bryan Cranston) quien ha descubierto su virtuosismo en el volante, y será quien le consiga trabajos como especialista en escenas de alto riesgo en producciones de cine. De noche será un conductor profesional al servicio de criminales para fugas en un atraco. La película muestra al protagonista, como un “conductor” que no tiene nombre; solitario, silencioso, desencantado, que impone sus reglas: guardar el anonimato y no volver a trabajar para el mismo dos veces. El lenguaje no verbal está muy presente, pues la mirada y los gestos lo van definiendo poco a poco. No le interesa ni le entusiasman los planes de Shannon su jefe en turno, ni lo que le tiene reservado. Pero su mundo da un giro sin previo aviso, cuando se encuentra con Irene (CAREY MULLIGAN) en el ascensor del edificio donde vive. Cuando vuelve a verla en la tienda de autoservicio con su hijo pequeño, Benicio (KADEN LEOS), se queda paralizado y le ofrece ayuda cuando se encuentran nuevamente en el estacionamiento y el coche de Irene no arranca. A partir de ese momento, la relación da otro salto, el “conductor” se acostumbra a llevar a Irene a su trabajo de camarera y a cuidar a Benicio mientras el coche de Irene está en el taller.

Ante esta callada y distante historia de amor con la vecina y su hijo, que termina de manera abrupta debido a la salida de prisión de su marido Standard (Oscar Isaac) quien ha estado en prisión por robo y que en próximas fechas saldrá por buena conducta para reunirse con su familia. El “conductor” decide retirarse de la relación sin conseguirlo. Un día regresando al edificio ve a Standard bañado en sangre y con Benicio a su lado aterrorizado. No todo termina ahí, aun quedan cuentas pendientes por saldar, Standard, tiene que pagar la protección que tuvo en prisión, de no hacerlo acabaran con él y toda su familia. Después de un atraco con el que pretende pagar la protección de Standard, la historia da una serie de giros impredecibles. Las circunstancias se le imponen al “conductor” el cual se ve conduciendo ahora para salvar a la mujer que ama y a su hijo. Ahora está inmerso en la vida de Irene. Sabe que es perseguido muy de cerca por dos peligrosos criminales, Nino (Ron Perlman) y Bernie Rose (Albert Brooks) que ya no les importa el dinero sino la acabar con la vida de estos. Es así que el “conductor” se verá obligado a cambiar de estrategia y enfrentarse a ellos.

Cuando me comentaron de está película, no sabia lo que me esperaba al ver está historia. Nada que ver con “The Fast and the Furious”. La experiencia audiovisual con grandes actuaciones, escenas de acción bien logradas y personajes inolvidables, y que decir de los encuadres, los ángulos, el manejo de la luz y la cámara son impresionantes. El silencio y el sonido ayuda a la tensión ya que el espectador se adentra en escenas de riesgo que viven los protagonistas. Y que decir de la excelente banda sonora “retro-techno” que acompaña a la perfección dándole una mezcla de modernidad y nostalgia a la atmósfera a cargo de Cliff Martínez.

Creo que por lo anterior y otras razones Drive (2011) es sin duda una recomendación de lo mejor de este 2012. Basada en el libro de título homónimo escrito por James Sallis publicado en 2005.

One thought on “Drive

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *