Propuestas frescas ganan el Premio al Mejor Stand FIL

Arquine, Gustavo Gili, Paidós y Proexport Colombia ganan la edición 25 del Premio al Mejor Stand 2011 en sus diferentes categorías. unos optan por la sobriedad; otros introducen elementos sorpresivos

Esta tarde hubo fiesta en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, con todo y mariachi, para los ganadores del Premio al Mejor Stand 2011 en su edición 25. La Oficina Comercial del Gobierno de Colombia en México-Proexport ganó en la categoría Platinum, Editorial Paidós Mexicana, en Oro; Editorial Gustavo Gili de México, en Plata, y Arquine en Bronce.

El jurado calificador estuvo conformado por un grupo de arquitectos, diseñadores, empresarios y profesores; este año, lo integraron María Asunción Ramírez, Guillermo Castellanos, Miriam Paola Villaseñor, Rubens Pérez Vázquez y Luis Rodríguez.

Los criterios a calificar fueron diseño, distribución del espacio, funcionalidad, impacto visual, originalidad, vialidad y cumplimiento del reglamento. Las categorías están relacionadas con el tamaño del stand, en Bronce compiten los espacios más pequeños (de 9 a 27 metros cuadrados) y en Platinum los más grandes (más de 217 metros cuadrados).

El pequeño de este año, Arquine (K11, Área Nacional) propuso un diseño atrevido, idea original del estudio de diseño EOS México de Guadalajara, basado en el concepto de un mercado popular donde el libro deja de ser un objeto de culto para convertirse en artículo de primera necesidad; los libros están colocados en un pequeño mueble de madera al lado de un grupo de manzanas que dan hacia el pasillo.

Su vecina, la editorial Gustavo Gili (Av. Novelistas, esquina calle K, Área Nacional), hace honor al diseño y la arquitectura, sus disciplinas, con un stand donde los muros están grabados con fractales circulares que difícilmente pasan inadvertidos para el visitante.

Entre los espacios grandes, el de la Oficina Comercial del Gobierno de Colombia en México-Proexport (avenida Ensayistas y calle MM, Área Internacional) y el de Paidós (avenida Novelistas y calle K, Área Nacional), hay diferencias claras en el concepto de diseño: Proexport, que reúne a editoriales colombianas de diversos ámbitos, da prioridad a los espacios amplios y muy iluminados donde se puede ver a los agentes editoriales entablando charlas de negocios; Paidós optó por la sobriedad: módulos blancos, muros negros y una iluminación tenue que eleva sus estanterías a un nuevo estado del arte.

Fuente: Prensa FIL / Fotos: LeNous

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *