Katsumi Komagata en la FIL

© Cortesía FIL Guadalajara/Pedro Andrés.

Katsumi Komagata, creador de libros ilustrados para niños y un referente en la creación de libros objeto, se erigió como defensor del formato impreso en una conmovedora conferencia, ofrecida esta tarde a los jóvenes participantes del encuentro FILustra, que entre ayer y hoy ha reunido a amantes y nuevos creadores de narrativa gráfica en la 25 Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

  “Toda mi energía la usaré para trabajar con el papel”, sentenció el artista japonés. Hay razones de peso para colocarse a la defensa del formato. Las fotografías impresas, ejemplificó Komagata, son el único documento que muchos japoneses poseen ahora de los amigos y familiares que fallecieron con el tsunami que azotó la prefectura de Miyagi, en marzo de este año.

Las computadoras fueron destrozadas por completo; en cambio, fue posible rescatar fotografías amontonadas después de la catástrofe, y con ello, recuperar la memoria de la gente que se fue.        El papel es el fundamento del trabajo de Komagata. Como parte de su participación en FILustra, presentó algunos de sus libros, en los que las figuras de papel y cartón sustituyen a la letra impresa.

La muerte del padre de Komagata dio pie a un libro que reflexiona sobre el ciclo de la vida a partir de las etapas de un árbol, desde que este es semilla hasta el momento en que es extraído de raíz; lo único presente en una página y otra es el pop up de un árbol, ya sea lleno de hojas o seco por el invierno.

Su hija de 23 años, dijo, se sigue divirtiendo junto a él con los libros ilustrados que Komagata comenzó a crear inspirado por su nacimiento. Cuando su hija vino al mundo, Komagata inició una prolífica carrera como creador de libros que ayudan a los más pequeñitos, chicos de cero a tres años, a entender el mundo y a desarrollar sus percepciones a través de un lenguaje cien por ciento gráfico, en el que círculos de color se convierten en cuadrados, cuadrados se transforman en rectángulos y estos en corazones; las formas geométricas también generan metáforas.

Fuente: Prensa FIL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *