Lectura subida de tono!!! 18+

Un poco de lectura para esta tarde con una taza de café esperando la lluvia , me gusta mucho esta página que siempre tiene un poco de lectura erótica que es algunas veces difícil de encontrar

 

La noche fría de la ciudad calaba en los huesos, las calles solitarias hacían notar que todo el mundo había decidido irse a casa y solo quedábamos las almas solitarias que buscábamos compañía. Los cafés comenzaban a cerrar sus puertas, era cerca de la media noche, caminé buscando encontrar un sitio en el cual poder beber un poco de café y tenía la esperanza de encontrarme a alguien que pudiera poner un poco de calor en mi vida. Después de unas cuantas cuadras me di por vencido, no quedaba más que cruzar la puerta del seven eleven buscando cuando menos saciar las ganas de café.

Después de pagar el café enfile mis pasos hacia mi departamento, esta noche simplemente no era la indicada, tomé mi celular y comencé a leer los twitts del día, todo el mundo se quejaba del frío extremo que cubría la ciudad, parecía que no era el único que sufría y que deseaba un poco de calor humano, mientras cruzaba la calle decidí publicar en el twitter –“La noche comienza a congelarme el cuerpo, espero no llegue a congelarme el corazón”- miré la calle solitaria, podías notar como la bruma comenzaba a caer sobre la ciudad, me apresuré a entrar al edificio y fue ahí que un canto de pájaros me hizo voltear nuevamente hacía mi celular, una de las seguidoras anónimas respondió a mi publicación, al leerlo un poco de calor llegó a mi cuerpo –“No tienes por qué pasar frío, mi cama es suficiente cálida y aquí tienes un espacio reservado”- respondió. Era tan directa la propuesta que llegué a pensar que estaba bromeando, finalmente no me conocía ni yo a ella, así que decidí agradecer y responderle el twitt haciendo notar que estábamos muy lejos, a lo que respondió con la dirección de su casa, era muy cerca de la mía y sinceramente un halo de duda me hizo preguntarme si era lo correcto, últimamente todo puede pasar, la lucha en mi cabeza se intensificó y finalmente terminó el deseo aceptando la invitación.

Mónica B

 

 

 

Más de esta lectura en la página

 

http://www.brucolaco.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *